domingo, 17 de julio de 2011

Rennes-le-Château (Sur de Francia) y su leyenda

En nuestro viaje realizado por el Sur de Francia buscando lugares interesantes por visitar encontramos una villa llena de misterio, no pudimos resistirnos a investigar los secretos que esta guardaba, muy recomendable si visitais la zona.
Rennes-le-Château es un pueblo y una comuna francesa en el departamento de Aude, en el área del Languedoc. Situado en la cima de una montaña. En los últimos años este pueblo ha recibido una gran cantidad de turismo debido a una leyenda moderna sobre el párroco Bérenger Saunière.



Leyenda sobre Rennes-le-Château

La leyenda dice que el antiguo párroco Bérenger Saunière habría encontrado unos documentos o un tesoro secreto cuyo contenido está poco claro, en uno de los pilares del altar de la iglesia mientras llevaba a cabo una reforma de la misma; cuestión que en su día corroboraron dos de los seis obreros que trabajaron en la obra, que fueron supuestos testigos, y que aún vivían en 1958. 
El boom turístico de estos últimos años se debe también al éxito de ventas de Dan Brown, El código da Vinci.



Actualmente debido principalmente a este libro, se atribuye que dos pergaminos de dudosa veracidad que están reproducidos y expuestos en el museo del propio pueblo, pertenecerían supuestamente al secreto que fue encontrado por Saunière. En uno de ellos muestra el árbol genealógico de la dinastía Merovingia, cuyos miembros, según una teoría, eran descendientes de Jesús.
Se dice que al mismo tiempo que el cura habría encontrado estos cuatro pergaminos, igualmente su nivel de vida se disparó y que ello no se debía a que el padre Saunière vendía misas haciendo un caso omiso a las estrictas limitaciones de dicha actividad indicadas en el código eclesiástico; y que además solicitaba donativos para la construcción de una residencia de sacerdotes ancianos o enfermos que nunca se edificó, fondos que desvió muchas veces para su propio uso.
De este modo la leyenda asocia su posible descubrimiento al inicio de una serie de construcciones en el pueblo tales como la torre Magdala -dedicada a María Magdalena-, así como la restauración de la iglesia en la que dejo varias señales como una inscripción en la entrada en la que se lee: "Terribilis est locus iste". Este lugar es terrible. Esculturas como el Diablo Asmodeo, guardián de los secretos, y un viacrucis muy peculiar también adornan esta parroquia. Nadie sabe con que fin pero Sauniere también habría llevado a cabo una "reforma" en el cementerio de la iglesia cambiando de lugar las lápidas y borrando totalmente una de ellas.



Igualmente se dice que Saunière estuvo 3 semanas en parís, donde pasó mucho tiempo en el louvre, y en donde compro 3 reproducciones de cuadros sin relacion aparente entre ellos: “pastores en arcadia” de poussin “retrato de san antonio” de teniers y un retrato anónimo del papa san celestino v, así, en esta leyenda se vincula el cuadro “los pastores de la arcadia”,expuesto en el museo del louvre , en la que se puede ver 4 pastores observando una lápida en la que se lee  “et arcadia ego”, y en arcadia estoy. 
algunas peronas cree que con ellas se puede escribir el anagrama “aqui en la tumba de dios”, asi como que el  paisaje que se puede ver de fondo pertenece a rennes le chateau donde curiosamente se encontro una tumba en sus alrededores por desgracia ya vacia  y prácticamente desaparecida en la actualidad.
El fallecimiento repentino de Sauniére es otro de los enigmas que encierra el pueblo ya que se dice que su compañera sentimental encargó un féretro con su nombre antes de enfermar. 
en su lecho de muerte igualmente se dice que fue visitado por un cura vecino de un pueblo cercano pero salio pálido de la estancia y se negó a darle la extrema unción ¿qué le confeso sauniére al cura en sus últimos momentos de vida?



Hoy en día aunque una ordenanza municipal prohíbe expresamente excavar, se dice el pueblo entero está lleno de "signos" atribuidos a la masonería y que los partidarios de los misterios dicen que estos parecen querer ofrecer al visitantes ciertas pistas sobre el supuesto misterio que encierra el pueblo. 

Lugares de interés

-Calle mayor con abundantes librerías dedicadas al esoterismo.
-Cementerio adosado a la iglesia con restos de un anterior cementerio neolítico de hace unos 3.000 años.
-Iglesia parroquial de la Magdalaine, con una curiosa pica sostenida por una figura encarnando al Diablo Asmodeo, y diversos signos masónicos.


2 comentarios:

  1. Yo estuve en Carcassonne hace unos meses... aunque aún no tuve tiempo de arreglar las fotos.
    Buen aporte¡¡

    ResponderEliminar
  2. La verdad que es una zona genial para visitar, tb estuve en Carcassonne, quizas escriba tb un pequeño post como este, un saludo y gracias Manu!

    ResponderEliminar